COMPRAR EN "TIENDA SIRIUS"

TELEFONOS: +34954271547 - +34635574330

lunes, 24 de junio de 2013

¡¡¡FELICIDADES!!!

CUMPLIMOS CUATRO AÑOS DE BLOG...¡¡¡

REFRAN DE LA OSHA...

Refran de la Osha...
Entre cielo y tierra no hay nada oculto, más tarde o más temprano todo se sabe (la estafa amorosa es peligrosa)

REFRAN DE LA OSHA...

Refran de la Osha...
http://lossantosguerreros.blogspot.com/
La lluvia no borra las manchas de un LEOPARDO

LOS SANTEROS...

LOS SANTEROS...
Santeros utiliza caracoles como una herramienta rudimentaria para entrar en contacto con el Santo y a traves de este medio las personas que se consultan, obtienen una mayor informacion sobre su persona y las cosas que estan pasando y los males que le aquejan, así como tambien reciben informacion positiva de su futuro con la lectura de los caracoles por los santeros adicionalmente reciben recursos espirituales como la rogación, el ebbó, el adimú y otros que van desde la no acción ( si la letra es iré arikú moyale; suerte completa), pasando por las ofrendas, hasta la máxima que es hacer Osha o Santo.

REFRAN DE LA OSHA...

Refran de la Osha...
http://lossantosguerreros.blogspot.com/
"El pez de agua dulce no puede ir al agua salada"

REFRAN DE LA OSHA...

Refran de la Osha.
http://lossantosguerreros.blogspot.com/
Cuando la muerte sopla el viento vuela como una hoja.

jueves, 13 de junio de 2013

ORISHA ELEGGUA...

ORISHA ELEGGUA…
Su celebración es el 6 de Enero y el 13 de Junio.
Sincretiza con San Antonio.
FELICIDADES A TODOS SUS HIJOS...
Elegua o Elegguá es la protección primera, ya que es el quien abre los caminos para continuar en la religión.
Los no iniciados o aleyos deben recibirlo o consagrarlo como primero.
Es la vista que sigue un camino, se convierte en un guerrero temible y feroz cuando se une a Oggún y Oshosi, nada lo detiene.
Elegua es uno de los primeros Oshas u Orishas que se recibe. 
Es un Osha del grupo de Orisha Oddé, a los que se le llama Los Guerreros.
El es el primero de los guerreros junto aOggún, Oshosi y Osun. 
En la naturaleza está simbolizado por las rocas.
Eleguá vino al plano terrenal acompañando al Osha Obbatalá. Es considerado el mensajero fundamental de Olofin.
Vive en la mayoría de los casos detrás de la puerta, cuidando el ilé de quien lo posee.
Dueño absoluto de los caminos y el destino, es quien cierra o abre el astral para la felicidad o infelicidad de los seres humanos.
Siempre se debe contar con él para realizar cualquier cosa.
Es el portero de la sabana y el monte.
Es un Osha que se asienta, va a estera el día del itá de Osha y habla por el diloggún.
El signo principal del Olosha está determinado por su conversación y la del ángel de la guarda.
También es el intérprete principal de las letras del sistema del oráculo del diloggún y juega un rol fundamental en los subsistemas del oráculo de Biangue o Aditoto.
Es entregado por Babaloshas e Iyaloshas.
Ha sido el único que ha ido y regresado del mundo de Ará Onú. 
Ganó suficientes privilegios de parte de Olofin, Obbatala y Orunmila para ser el primero en ser atendido. 
Su mano de caracoles es la mayor, ya que consta de 21, estos son también el número de sus caminos.
Le pertenece por excelencia junto a Obbatala el oráculo del coco (Obí).
Su número es el 3, sus colores el rojo y el negro.
El lunes y los días 3 de cada mes son sus días.

jueves, 6 de junio de 2013

POSICIONES DE LA BOVEDA ESPIRITUAL...

Posiciones de la bóveda espiritual
La bóveda espiritual, es un lugar de devoción a nuestros espiritus protectores.
En ella, pretendemos darles luz y atenderlos para que puedan elevarse.
De a misma forma, acudimos a nuestros guías espirituales en búsqueda de consejo, protección y ayuda.
Es fundamental conocer que dependiendo de la motivación que nos ha llevado a acudir a los guías espirituales, existen tres tipos de posicionamiento de la bóveda espiritual que nos serán de mayor utilidad para realizar nuestro trabajo.
Las posiciones de la bóveda son tres.
Reposo.
Defensa.
Ataque.
F: Flores.
V: Vela.
C: Copa.
O: Vaso.
+: Crucifijo.

Bóveda espiritual en posición de reposo
En esta posición le estamos pidiendo a nuestros guías espirituales, que nos den protección y que cuiden también de nuestro hogar. 
Las flores que utilizamos deben ser blancas, en número: 3, 5 o 7.
Aunque cualquier tipo de flores puede servirnos, es recomendable utilizar azucenas u otro tipo de flor olorosa, ya que transmiten una mayor espiritualidad. 
La vela con la que invocamos a nuestros guías espirituales para este trabajo es blanca.
O---C--- O
O-- + ---O
O -------O
F -------V
Bóveda espiritual en posición de defensa
La posición defensiva nos protege de enemigos/as y personas que quieren dañarnos.

Con el objetivo de defendernos de estas personas, escribimos en un papel de traza o un papel en blanco el nombre de la persona 7 veces. Posteriormente, y de forma vertical, colocamos el nuestro por encima 9 veces.
El papel se coloca debajo de la copa, dándole cuenta a nuestros guías espirituales de la situación.
Esta posición puede mantenerse un máximo de 21 días.
Tanto la vela como las flores serán de color blanco.
O--- O--- O
----C----
----+----
O --O -- O
F------- V

Bóveda espiritual en posición de ataque
Para solicitar a nuestro guías espirituales que resuelva alguna situación o luchen contra una persona que nos está molestando, debemos utilizar la posición de ataque.
Esta posición no puede utilizarse más de 9 días.
Una vez transcurridos, devolveremos la bóveda a la posición de reposo.
Si la situación no se ha resuelto en este tiempo, volveremos a situar a nuestros guías espirituales en posición de ataque, repitiendo el proceso hasta lograr el objetivo.
En ataque las velas y flores que ponemos a la bóveda son rojas.
Las flores en número 3, 7 o 9.
Con respecto a la vela, debemos encenderla o a las 12 del día o de la noche. 
O---------- O
--O------ O
----O-+-O
----V C F

ORISHA OYA...

Oya
Oyá (también Olla, Yansa o Yansan) es una feroz y poderosa guerrera orisha en la santería. 
Ella es el dueño del mercado, y mantiene las puertas del cementerio. 
Ella es la fuerza de cambio en la naturaleza y en la vida. 
Ella maneja un rayo y paseos en los vientos a la batalla, a menudo luchando con sus machetes lado a lado con su amante favorita, Changó. 
Oyá eleva los ejércitos de los muertos, mientras sus soldados y se dice que utilizar el tornado como su arma. 
Oyá de aché es feroz, tumultuosa, cambiante y protección.
Contrariamente a lo que muchos suponen, Oyá no vive en el cementerio. 
Ella vive en el mercado y dirige las cambiantes fortunas hechas a través de los negocios. 
Ella hace propia la puerta del cementerio y acompañar a los espíritus de los muertos a las puertas del cementerio, pero en realidad es Obba y Yewá que viven en el propio cementerio. 
Oya se dijo para controlar el aire y los vientos en la naturaleza, y a menudo monta tormentas en la batalla contra sus enemigos.
Oya es un complejo orisha que ha soportado mucha tristeza en su vida. 
Ella es conocida como la "madre de nueve" para dar a luz a nueve hijos nacidos muertos diferentes. 
Lleva mucha tristeza sobre su incapacidad para dar a luz y se viste con nueve pañuelos de diferentes colores alrededor de la cintura en la memoria de sus hijos perdidos. 
Cuando Oshún expulsa a sus gemelos, el Ibeji, fuera de su casa era Oyá (no Yemaya como muchos suponen) que tomó en el Ibeji y los crió como si fuera suyo.
Oyá tiene una estrecha relación con varios orishas como Oshún, Ogún y Changó. 
En el odu Oshe Meji (5-5),  de Oshun vida se desvanece debido a la preocupación de la humanidad con los temas de la vida, y la negligencia de su adoración. Fue Oya quien insistió en que Chango divina con el diloggún por primera vez a la marca ebo (sacrificio) para guardar de Oshun vida, siempre uniendo los dos en la amistad. Oyá vez estaba casada con Ogun , y fue él quien forjó su arma favorita - el machete. 
Oyá dejó Ogun y se convirtió en uno de los de Chango amantes. 
Fue sólo Oyá que realmente podía mantener Chango en su lugar. 
Robó del Chango secreto de lanzar rayos, y sabía cómo usar de Chango miedo al muerto para mantenerlo bajo control. 
También hay un gran malentendido acerca de la relación entre Oyá y Yemayá. 
Estos dos orishas no tienen enemistad entre ellos.
Este Pataki no se encuentra en cualquier parte odu - se trata de un cuento popular que no se basa en nuestra religión y se origina en la falta de comprensión en la ceremonia.
En realidad, hay una razón por qué ceremonial Oya y Yemaya (Chango y Inle también, para el caso) no pueden estar en la misma habitación cuando se consagró Oya. 
Esta historia se captura en el diloggún odu Ogbe'sa (8-9). 
Oya fue traicionado por el carnero.
Alguna vez fue su mejor amigo y luego trató de traicionarla para recoger la recompensa que estaba sobre la cabeza de Oya. 
Cuando su traición fue descubierta, Olofi exigió que se mató al carnero. 
Oya no puede soportar la visión del carnero por su traición, pero, al mismo tiempo que no puede soportar ver a él que mató porque ella todavía se preocupa por él. 
Ram es la comida favorita de Changó y Yemayá  (y Inle también). 
Estos orishas tienen el aroma de ram. Así que cuando Chango o Yemaya  (o Inle) están consagrados, artículos de Oya deben estar fuera de la habitación sagrada (Igbodú). 
Del mismo modo, si Oya se consagró, Changó y Yemayá  (o Inle) no pueden estar en cualquier lugar cerca de sus artículos. Esto es estrictamente debido a la traición de la memoria RAM y no tiene nada que ver con cuestiones personales.
No todos los Olorishas reciben Oyá a su kariocha iniciación. 
Los hijos de  Changó,  Yemayá  y Inle no reciben este orisha cuando son coronados, pero pueden recibirla en otro momento si adivinación marca como necesario.
Número:  9
Lugar Sagrado de la Naturaleza:  el mercado, el viento y las puertas del cementerio
Colores:  marrón o burdeos, además de nueve colores diferentes (no negro)
Herramientas:  machetes, máscaras, guadaña, cola de caballo con mosca bate (iruke)
Temperamento:  feroz, temperamental, de protección
Syncretized Católica Santo:  Nuestra Señora de la Candelaria o Santa Teresa
Caminos de Oyá (Avatares o "caminos")
Oya es singular en la naturaleza y, como tal, no tiene caminos o "caminos".
Ofrendas para Oyá
Oyá goza de los alimentos de colores dulces y oscuros. 
Sus addimus y las ofertas se encuentran las ciruelas, berenjenas, vino tinto, budín de chocolate negro, cabra, gallinas negras, palomas y gallinas de Guinea.
Pudín de chocolate para Oyá
Un delicioso cocido  addimú  usted puede hacer para Oyá es pudín de chocolate. 
Mientras que muchas personas simplemente agarrar una caja de pudín de chocolate instantáneo de la tienda, que es un acto adicional de amor para hacer esto desde cero para este orisha poderoso y encantador. 
Usted necesitará 1 taza de azúcar, 1/2 taza de cacao para hornear, 1/4 taza de harina de maíz, 1/2 cucharadita de sal, 4 tazas de leche (puede utilizar leche de las cabras para que sea más especial para Oyá), 2 cucharadas de mantequilla y 2 cucharaditas de extracto de vainilla. 
En una cacerola, mezclar el azúcar, el cacao, la maicena y la sal. Poco a poco agregue la leche mientras se agita y llevar la mezcla a ebullición a fuego medio. 
Hervir durante dos minutos y luego retirar del fuego y añadir la mantequilla y la vainilla. Revuelva hasta mezclar bien y verter en un vaso plato de servir. Enfríe en el refrigerador hasta que esté firme. 
Servir colocando el vaso de Oyá en una estera de la hierba y de la colocación de la antena al lado de ella. 
Se puede adornar el pastel con nueve galletas o 9 galletas de barquillo. 
Una vez transcurrido el tiempo adecuado, retire la leche y disponer de ella en una esquina de un mercado al aire libre o en las puertas de un cementerio tan marcada por la adivinación.
Berenjenas de Oyá
Una gran addimú de Oyá, que no requiere ninguna cocinar es berenjena. Oya ama berenjenas. 
Usted necesitará una cesta lo suficientemente grande como para contener 9 berenjenas para esto. 
Línea de la cesta con un paño de color vino preciosa (que puede ser decorado con flores de varios colores) y colocar las 9 berenjenas en el interior de la misma. 
Establezca este santuario antes de Oya y orar por sus necesidades deseadas. 
Una vez transcurrido el tiempo justo, terminar las berenjenas en la tela junto con 9 centavos y llevarlos a un mercado al aire libre. 
Deseche el ebó preferiblemente en un bote de basura cerca de la entrada al mercado para evitar tirar basura con una oración de agradecimiento por Oyá.
Usted puede mantener la canasta y reutilizarlo para futuras ofertas.

ORISHA OYA...


LA EXPERIENCIA DE LOS VIEJOS...

La experiencia de los viejos.
Los jóvenes trabajaban con los arugbos en la construcción de los ilé, pero no ganaban lo que ellos creían merecer, a pesar de que hacían los trabajos más fuertes y menos calificados.

Además tenían que someterse a la dirección de los viejos que, según ellos, eran, majaderos e intransigentes. 
Por eso decidieron separarse y trabajar por cuenta propia.
Fue así que comenzaron a fabricar muchas casas muy rápido y el pueblo estaba contento, hasta que un día cayó un fuerte aguacero y las casas que habían fabricado los jóvenes se vinieron abajo.
Toda la población se quejó a Olofin de lo que había sucedido y cómo se habían quedado sin casa.
Olofin bajó a la Tierra, y llamó a los viejos y a los jóvenes y le pidió a cada grupo que construyera una casa, para él ver quiénes la construían mejor.
Después de una jornada de grandes esfuerzos, los jóvenes terminaron su casa y los viejos la suya.

Olofin inspeccionó las casas construidas y le parecieron tan iguales que decidió reunir a los dos grupos para preguntarles cuál era la diferencia.
–Si las casas que hacen los jóvenes son iguales a las que hacen ustedes –dijo Olofin a los viejos–, ¿por qué se caen cuando llueve?
–Muy fácil –contestaron los viejos–.

Ellos ponen todas las tejas boca abajo en vez de poner una boca abajo y otra boca arriba. 
¡Olofin comprendió que los viejos tenían mayor experiencia, porque habían vivido más y desde entonces los autorizó para que fueran ellos quienes dirigieran a los jóvenes y dijeran cuándo estaban capacitados para hacerse operarios.

LAS GARZAS MENTIROSAS...

Las garzas mentirosas.
Igüí llegó un día corriendo a casa de Oshún que era su madrina y le contó que Olofin había mandado a las garzas, sus emisarias, a que lo apresaran porque le había robado un obí.

Oshún le dijo que no se preocupara, que ella iba a preparar algo que dejaría a las garzas muy sorprendidas.
Dicho esto, regó un líquido en la puerta de su ilé.
Cuando las garzas llegaron a casa de Oshún y pisaron aquel líquido pastoso, se quedaron pegadas en el piso y tuvieron que pedir auxilio a la dueña.
–Si me prometen que dejarán tranquilo a mi ahijado, las dejo ir –dijo Oshún muy desenfadada.
Las garzas asintieron y Oshún trajo una botella de su oñí y las despegó del piso.

Cuando volvieron al palacio de Olofin, este les preguntó si habían detenido al ladrón.
–No, papá, no lo hemos encontrado –dijeron.
Pero Olofin que no se creyó aquello, llamó a Eleguá y le dijo que averiguara bien lo sucedido.

Eleguá volvió al día siguiente y le contó toda la verdad.

Olofin llamó a las garzas para decirles:
–Como ustedes me han mentido, desde hoy las condeno a que se vistan siempre de blanco para verlas dondequiera que estén.

OLOFI Y LOS VIEJOS...


Olofin y los viejos.

Olofin le regaló a los viejos unos caballos para que hicieran crías y le entregaran una parte, pero no les dio yeguas.

Los viejos, sin fijarse, aceptaron el negocio.
Cuando Olofin los llamó por que no le daban las crías según lo pactado, salieron llorando, ya que por causa de sus errores podían perder la cabeza.
Un joven que se enteró de lo que pasaba, fue a casa de Olofin y le dijo que había visto un caballo parido, a lo que este le contestó que los caballos no podían parir.

Entonces el muchacho le dijo que si los caballos no podían parir, ¿cómo el quería que los caballos que le había dado a los viejos hicieran crías?

–Eso lo hice para que no confiaran en nadie cuando fueran a hacer un negocio y siempre se fijaran si había trampa.

CANGREJO...

Cangrejo.
En una época en que las gentes y animales andaban sin cabeza, Cangrejo fue a la casa de Olofin a pedir cabeza para todo el mundo y así tener con qué pensar.
Olofin le contestó que ya él le avisaría el día en que se decidiera a repartir cabezas para todo el que la necesitara.
Cangrejo salió por la noche a avisarle a todos que había conseguido de Olofin repartir las cabezas.


En esta tarea le sorprendió el día muy distante de la casa de Olofin, y a medida que iban llegando la gente y los animales, les iban poniendo su cabeza; pero Cangrejo llegó tarde y no fue posible que le pusieran su cabeza, pues ya se habían acabado.
A pesar de que Cangrejo fue el primero que supo del reparto de cabezas, no alcanzó y ese fue su castigo por no atender sus asuntos.

ORISHA CHANGO...

Es un Osha Mayor y Guerrero.
Dueño de los tambores Batá, del baile y la música; representa la necesidad y la alegría de vivir, la intensidad de la vida y la virilidad y belleza masculinas, la riquezas y el dinero.
En la naturaleza está simbolizado por el trueno y el relámpago.
Es el regidor del sistema religioso y de la regularidad de los códigos morales, éticos y relativos a la conducta humana y de las contradicciones y faltas de esos códigos. Representa el mayor número de virtudes y de imperfecciones.
Fue el primer dueño del oráculo de Ifá.
Es adivino e intérprete del caracol y del coco.
Está directamente relacionado a Obbatalá, Osain, Orun, Oduduwa, Abita y otras divinidades de fundamento.
Changó representa y tiene una relación especial con el mundo de los Eggún.
En el cuarto de la consagración está representado por el pilón.
Su collar de asiento es de cuentas alternas blancas y rojas.
Su número es el 6.
Los Odun Isalaye son Okana Meyi y Ika Ogunda.
Algunos Nombres de Iyawó Oní Changó
Obá Tolá
Obá Dina
Obá Yoko
Obá Di Meyi
Barawoshe
Changó Larí
Obá Bí
Obá Tuké
Obá Yimí
Ilú Banké
Obá Yesí
Patakin de Changó
Patakín donde Obbatalá le Dio las Cuentas Blancas al Collar de Changó
Obbatalá, padre de Changó, estaba muy mal pasando mucho trabajo hasta que se decidió a ir a ver a Orunla.
Este le dijo que por qué no iba a casa del hijo que era el obá de una tierra y que hiciera ebbó con Shile Baba, que es la espiga del millo.
Y que antes de llegar a casa de su hijo tenía que pasar por tres disgustos en el camino.
Obbatalá emprendió la marcha y por el camino se encontró con Eshu disfrazado de carbonero, diciéndole que le iba a ayudar a levantar la jícara de carbón y cuando lo fue a hacer, tiznó todo a Obbatalá.
Este iba a protestar, pero se acordó de lo que le había dicho Orunla.
Sigue su camino y se vuelve a encontrar con Eshu que estaba vendiendo epó en una canasta. Le dijo: Viejito ayúdeme.
Y al hacerlo, le vira la canasta encima, manchándolo de epó.
El iba a protestar y se acuerda de lo que le habían dicho.
Sigue su camino y más adelante se encuentra con el caballo de Changó, que se le había perdido y estaba dentro del monte.
El caballo de Changó, al ver el millo que llevaba Obbatalá, lo empieza a seguir hasta un lugar donde estaban los soldados de Changó, que al verle lo prendieron, lo amarraron y lo llevaron a presencia de Changó; éste que estaba sentado en su trono, al ver a su padre se levantó hasta llegar al pie de él.
Changó le dice a sus soldados que lo suelten pues es su padre.
Changó le fabricó una casa.
A partir de entonces tiene tranquilidad.
Desde ese momento el collar de Changó, que era colorado, es blanco y punzó.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...